Presencia y ausencia de Clorinda Matto de Turner
en el panorama literario peruano1

Mary G. Berg

Harvard University

En la historia cultural andina, una de las áreas que más merece reexaminación es la de la narrativa femenina de la última mitad del s. XIX. Hacen falta estudios de casi todo aspecto de este período cuando se definían (y se redefinían) los conceptos de identidad y nación. Los varios libros que Antonio Cornejo Polar escribió sobre este período y el proceso complejo de modernización que absorbía las energías de intelectuales y escritores antes pero sobre todo después de la Guerra del Pacífico han destacado la importancia de estas discusiones, fundamentales en la reestructuración nacional de su época, fundamentales también en el establecimiento de una base ideológica para el futuro. Varios estudios recientes nos han recordado que por primera vez, mujeres intelectuales participaban en el discurso público y tuvieron un papel importante en la formación y autodefinición del Perú a partir de las décadas de 1860 y 70, y sobre todo a partir de la derrota del 79.2 Lo que sabemos de estas mujeres (y de todo el período) es todavía fragmentario, pero en años recientes, se han publicado estudios panorámicos iniciales que indican áreas y escritoras que merecerían escrutinio más detallado. (Ver, por ejemplo los estudios de Francesca Denegri, El abanico y la cigarrera; Maritza Villavicencio, Del silencio a la palabra; y Gertrude Yeager "Women and the Intellectual Life of Nineteenth Century Lima" donde se articulan datos básicos sobre unas quince mujeres intelectuales importantes que han sido estudiadas sólo parcialmente y cuyas obras están casi totalmente sin reeditar.) Entre las escritoras del período entre 1870 y 1890 que figuran en varias listas de mujeres intelectuales que merecen reedición y estudio se encuentran (y aquí me limito a las limeñas): Mercedes Cabello de Carbonera, Carolina Freire de Jaimes, Manuela Villarán de Plasencia, Cristina Bustamante, Mercedes Eléspuru y Lazo, Leonor Sauri, Juana Manuela Lazo de Eléspuru, Emilia Serrano de Tornel, Lastenia Larriva de Llona, Teresa González de Fanning, Adriana Buendía, Amalia Puga de Losada, Manuela Antonia Márquez, Juana Rosa de Amézaga, Carmen Potts de Viscarra, Rosa Mercedes Riglos de Orbegosa. Y esto sin contar las escritoras menos reconocidas (Elvira García y García menciona unas treinta) y las de otras ciudades peruanas o radicadas en Europa. Hay algunos estudios y sobre todo tesis doctorales recientes sobre algunos aspectos de este grupo, pero hay mucho que todavía merece reevaluación.

En este foro para discusión (y proyección de sueños y posibilidades) sobre la edición y anotación de textos andinos, me gustaría enfocarme en una figura central, aunque muchas de las observaciones se podrían aplicar a las situaciones textuales de otras escritoras también (y no solamente de las mujeres, aunque aquí me enfoco en ellas). La cusqueña Clorinda Matto de Turner es la mejor conocida de las mujeres intelectuales que participaron en el proceso modernizador, y una breve consideración de su obra y de cómo (y cuánto) ha sido estudiada y reeditada puede ser indicador de cuáles proyectos merecen la atención del siglo XXI.

¿Cómo explicar la popularidad de Aves sin nido?

Desde su publicación en 1889, la primera novela de Clorinda Matto, Aves sin nido, ha tenido una difusión extraordinaria y una recepción conflictiva. Sigue siendo una de las novelas latinoamericanas más leídas y más debatidas. Durante la vida de su autora, la reacción a Aves sin nido contribuyó a la excomunión de Matto, a su excoriación pública, y a su exilio. Ni muerta (en 1909) pudo volver a su patria hasta que en 1924 finalmente se consiguó el permiso para sepultarla en el Perú. Me contó mi abuela que a principios de 1910, en Lima, cuando ella esperaba el nacimiento de su primer hijo y le aconsejaron descanso, ella pidió a sus amigas que le prestaran sus novelas favoritas, y le trajeron no uno sino tres ejemplares de Aves sin nido, todos forrados en papel en blanco, porque era libro prohibido por la iglesia (y por los padres de estas jóvenes). Mi abuela se quedó leyendo la novela durante toda la noche, porque temía que se la quitaran antes de haberla terminado. Aves sin nido se habrá leído entonces en parte por ser prohibido y peligroso, como más recientemente se ha leído la novela proscrita Los versos satánicos de Salman Rushdie, pero nunca se ha dejado de leer. Sería interesante una sociología histórica de su recepción. Que yo sepa, no existe una bibliografía de Matto con lista de las ediciones de sus libros.3 No hay ninguna bibliografía de sus centenares de columnas y artículos periodísticos, dispersos en unos treinta periódicos y revistas de la época.4 No se han recogido sus cartas, también dispersas, algunas pocas en colecciones (de cartas a Ricardo Palma, por ejemplo) a veces citadas en libros sobre ella. Hace falta un lugar en el Web donde se puedan reunir y compartir estos datos.

Aves sin nido es una novela proteica, apasionada, imperfecta. Sus lectores críticos siempre reconocen debilidades (no siempre las mismas debilidades) y deficiencias entre los muchos méritos de la novela. Es una novela llena de inconsistencias, de registros cambiantes, de agendas contradictorias que ha sobrevivido un siglo de críticos reacios a su dinamismo conflictivo, a su falta misma de resolución definitiva o definidora de los problemas nacionales, relacionales o personales de los protagonistas o de la escritura como espejo del mundo. Clorinda Matto (en todo lo que escribe, pero bien efectivamente en Aves) es como una organista inquieta e insatisfecha, que en vez de tocar las notas esperadas y convencionales, experimenta constantemente con todos los registros, ensayando tonos y combinaciones. Nunca logra frenar o encauzar sus pasiones inmensas por la justicia para todos los peruanos (y cuando ella dice peruanos está indicando la inclusión de la población indígena) y por la educación de las mujeres (y de todos); y lo que capta el interés del lector suele ser lo que se vislumbra de sus ambiciones, su fervor, y la sensación de estar en medio de una obra viva que todavía no se ha perfeccionado ni pulido. La energía de Matto evade una descripción sencilla. Incluye desde el sentimentalismo5 hasta la condenación abierta de los abusos de poder, del feminismo casi estridente al conformismo con estereotipos del ángel del hogar, de las llamadas a acción a los lamentos de resignación dolorosa, de los cuadros de costumbres a la retórica de la oración política, del romanticismo al naturalismo6 o realismo. Es una dinámica obra en progreso que carece de editor con lápiz rojo (¿pero cuál editor?), que convence por su deseo apasionado de reforma y su resistencia a tolerar lo injusto, que nunca decide hasta qué punto es necesario adoptar apariencias convencionales a fin de poder posicionarse para abogar reformas efectivamente. No será coincidencia que Antonio Cornejo Polar se lanzara al estudio de la heterogeneidad después de varios análisis de la narrativa de Clorinda Matto, y que volviera a escribir sobre las implicaciones y los contextos de las novelas de Matto a lo largo de muchos años.

Todo eso es preámbulo para decir que, aunque Aves sin nido es la mejor conocida de las obras de Matto, es una novela muchísimo más interesante leída en el contexto de sus otros textos, y sería una lástima perder (al no compilar y reeditar sus obras) lo que hace falta para poder evaluar una de las presencias intelectuales más formidables del pasado andino. Casi toda la crítica de Matto se ha enfocado en sus tres novelas (en parte por la opinión de Cornejo Polar), y en Matto como parte del indigenismo literario, aunque hay de vez en cuando algún comentario sobre sus varias tradiciones cuzqueñas.7 La mayor parte de la obra de Clorinda Matto está sin editar en el siglo XX, ha sido poco estudiada, y merece reevaluación en el siglo XXI. Aquí comentaré brevemente dos aspectos de esta obra, para indicar por qué creo que tiene interés para el presente; deliberadamente escojo obras menores que probablemente no figurarían entre los primeros tomos de las soñadas Obras completas: uno de los dos libros de texto para mujeres y una de sus obras dramáticas. Aunque estos textos pueden carecer de gran interés al leerse separadamente, considerados como parte del proyecto vital de Matto, o como parte de la historia social del XIX, sí son valiosas.

El contexto biográfico8

Clorinda Matto nació en Cuzco en 1852 (o posiblemente 1854), aprendió quechua y español, se educó en el Colegio Nacional de Educandas, y empezó muy jóven a escribir (poesía, escenas dramáticas, artículos, leyendas). Cuando se casó en 1871 con José Turner, un médico inglés que se dedicaba al comercio, y se fueron a vivir en Tinta,9 siguió publicando con frecuencia en varios periódicos y en 1876, fundó la revista semanal El Recreo de Cuzco, para mujeres. Ya en 1877, fue suficientemente reconocida por sus tradiciones cuzqueñas y sus otros escritos que fue celebrada en Lima en una velada de Juana Manuela Gorriti. José Turner murió en 1881 y en 1883 Clorinda Matto obtuvo la posición de jefe de redacción del diario La Bolsa en Arequipa. Además de artículos casi diarios en el periódico, en la imprenta de La Bolsa en 1884 publicó un libro de texto y un primer tomo de Perú-Tradiciones cuzqueñas (con prólogo de Ricardo Palma), y se estrenó una obra teatral, Hima-Sumac. Al mudarse a Lima en 1886, Matto se incorporó a las reuniones del Ateneo y el Círculo Literario y sirvió como directora de El Perú Ilustrado de 1889 a 1891. Sus novelas Aves sin nido, Indole y Herencia se publicaron en 1889, 1891 y 1895. Aparecieron tomos de ensayos y tradiciones. Matto fundó el bisemanario Los Andes en 1892, publicación de "política y literatura destinada a las provincias".10 Se estableció en Buenos Aires en 1895 y el año siguiente fundó el periódico Búcaro Americano, que salió durante trece años. Dio clases, publicó otro libro de texto y varias colecciones, tradujo libros del Nuevo Testamento al quechua, escribió muchísimos artículos y memorias de un viaje a Europa en 1908. Murió en Buenos Aires en 1909.

El primer libro de texto: Elementos de literatura según el reglamento de instrucción pública para uso del bello sexo

Como se acaba de ver en el sumario biográfico, Matto publicó dos libros de texto para colegios de mujeres: Elementos (1884) es el primero, publicado después de unos quince años de artículos frecuentes donde Matto articulaba su convicción de la necesidad de educar a las mujeres peruanas para convertirlas en ciudadanas capaces (el segundo libro aparecería en 1897).11 Se ve en Elementos la fusión de dos de los temas que apasionaron a Matto durante toda su vida: la reforma y la literatura, y cómo se puede utilizar a la literatura y los estudios literarios rigurosos para provocar y lograr un pensamiento claro sobre la justicia, los derechos y el poder. Matto utiliza a la literatura como espacio libre (e igualitario) donde se puede examinar y considerar cómo las palabras se usan para describir, manipular y formar la realidad. El libro es un muestrario de las lecturas consideradas apropiadas para las alumnas de la época (interesantísimo esto), pero también es un texto feminista que apodera a sus lectoras al darles el arma de las palabras con instrucciones para su uso. Como analiza Ana Peluffo, Matto es sumamente hábil en su capacidad de utilizar los estereotipos del sentimentalismo; dice que quiere educar a los ángeles del hogar que serán buenas esposas y madres,12 pero a la vez crea espacios desde donde las mujeres inteligentes y sobre todo, educadas, ampliarán su control del ámbito familiar y social (y por extensión el ámbito público). Explica con aparente inocencia que "la carencia absoluta de un texto de Literatura apropiado para la enseñanza del bello sexo, nos hizo pensar en extractar uno exclusivo para las señoritas" (3). Sus tres modelos, mujeres que "han llegado a ocupar un lugar distinguido" (6), son Santa Teresa de Jesús, Mme. de Staël, y Cecilia Bohl "que escribía con el pseudónimo de Fernán Caballero" (6). No son mujeres modelos famosas por su docilidad y pasividad.

En la definición de Matto, la literatura tiene un doble propósito: "Literatura es el arte que tiene por objeto el conocimiento de la belleza y de la propiedad del pensamiento hablado o escrito" (5). El libro es simultáneamente una educación en estética, una educación sobre cómo evaluar "la propiedad" moral, y en cómo utilizar estas habilidades para articular y sobre todo convencer, para ejercer el poder de la palabra. Comenta Francesca Denegri que "con Aves sin nido, Matto - a partir de los limitados materiales ideológicos con que contaba - desplazó el centro del poder revolucionario, colocándolo, no en la oficina del gobernador, en la corte judicial o el confesionario del cura sino firmemente dentro del hogar y el lenguaje de las mujeres" (193).13 Es exactamente, y explícitamente, lo que ocurre en este manual de entrenamiento: el hogar es el microcosmos del país y, explica Matto dulcemente, "el seno del hogar doméstico, a la vez que la sociedad en general, reclaman el estudio de la Retórica para la mujer, que es la señalada para embellecer uno y otra. Como maestra, como amiga también, está llamada a instruir, aconsejar, y derramar los consuelos entre los que sufren y lloran. Madre, exhorta, manda, disuade; esposa, suplica, persuade, y comparte; y en todos estos casos la elocuencia le prestará su apoyo dejándole el triunfo reservado a la mujer virtuosa e ilustrada" (7). Las lecturas ofrecidas por Elementos abarcan desde el despertar de la conciencia hasta las estrategias explícitas para la reforma social efectiva. En el lenguaje inflado del sentimentalismo romántico explica Matto que esta selección de buena literatura,

pone a nuestra vista los ejemplos de virtudes sublimes; familiariza el espíritu con el amor a la gloria, con la aspiración al bien, con la indiferencia a los bienes de fortuna, y la adoración y respeto por todo lo que es verdaderamente grandioso, acercándonos a Dios.

Nos ofrece la ventaja de ejercitar la razón sin fatigarla; cubre de flores y de luz la senda de las ciencias, y proporciona aquel agradable bálsamo que se encuentra en las bellezas literarias después de la duras tareas del trabajo.

La mejor elocuencia es la más natural. Es preciso, por tanto, aprender a acomodar la palabra a las personas, al lugar, al asunto; y ser esta sencilla sin bajeza, graciosa y agradable sin artificio, sublime sin hinchazón. Citaremos un ejemplo tomando una de las cuartetas de la preciosa composición a la mujer.

¡Pobre infeliz! su sexo, que es el mío,
Me mueve a defenderla con placer,
Mas al hacerlo se desmaya el brío
Pues recuerdo que soy también mujer.

Amalia Fenollosa (7-8).

El desmayo del brío es el primer paso: reconocimiento de la situación de la mujer frente a las instituciones del poder. Antes de organizar las tretas del débil (muy difícil concebir a Matto como débil) hay que examinar los parámetros de la condición de debilidad. Puede ser con humor, como en el poema de Mercedes Cabello de Carbonera, "Mujer Escritora: Letrilla" que Matto incluye en su totalidad, donde se satiriza suavemente a un joven que se queja de la "plaga maldita" de las mujeres intelectuales que se interesan en las lecturas y las ideas.


Me cuentan que un día
el joven Camilo,
muy serio pensaba,
entrar en el gremio
feliz de casado.
Y así meditando
pensó desde luego
dejar ya la vida
de alegre soltero;
mas dijo jurando
--No quiero por nada
mujer escritora.
Yo quiero, decía,
mujer que cocine,
que aplanche y que lave,
que zurza las medias,
que cuide a los niños
y crea que el mundo
acaba en la puerta
que sale a la calle.
Lo digo y repito
y juro que nunca
tendré por esposa
mujer escritora.
¿Qué sirven mujeres
que en vez de cuidarnos
la ropa y la mesa,
nos hablen de Byron,
del Dante y Petrarca,
cual si esos señores,
lecciones les dieran
del modo que deben
zurcir calcetines
o hacer un guisado?
Lo juro, no quiero
mujer escritora.
Mujer literata,
por mucho que sepa
es plaga maldita
que echó Dios al mundo;
sin duda pensando
que hay grandes pecados
que grandes castigos
tendría que darles;
por eso en su cólera
les dijo a los hombres:
daréles en cambio
mujer escritora.

Pero al final es la mujer literata, claro, la que triunfa, salvándose del "bruto ignorante":


Atenta escuchaba
la altiva Cristina
tan grandes dislates
y luego le dijo
con risa burlona:
--¡Qué sabia es natura
que así ha separado
con odio bendito,
del grajo a la alondra,
del cuervo a los cisnes,
del bruto ignorante
mujer escritora!
Los topos reniegan
del sol que ilumina
y encuentran hermosa
su oscura topera.
El negro gusano
que surca en el suelo
no siente el perfume
riquísimo y suave
que exhalan las flores.
Así para el necio
no tiene atractivo
mujer escritora.

Los mensajes para las alumnas que leerán este libro son claros: ni son admirables los negros gusanos ni los brutos ignorantes, ni hay que creer a los necios que quieren suprimir o negar el intelecto de las mujeres. La belleza y la justicia14 premian y sostienen a la mujer intelectual, la recompensan por la incomprensión de los cuervos, grajos, gusanos y necios. Y sí, Cristina es "altiva", está consciente de su propio valor, es orgullosa de ser superior. La mujer debe rechazar como "dislates" las insistencias de los hombres que persisten en limitarlas al ámbito doméstico, que quieren que crean "que el mundo/ acaba en la puerta/ que sale a la calle".

Elementos también educa a la joven lectora en cuanto a las realidades del país. Al incluir un poema suyo, la "Canción Indiana" donde la voz de una madre indígena,15 en primera persona, expresa su angustia y dolor, Matto elimina todo distanciamiento. En el poema no se vislumbran soluciones posibles: es la desesperación que predomina, mitigada sólo por la tranquilidad evanescente del sueño infantil al final.


Arde el númen
Peruano
Y en el llano
Su calor
Abrasa al indio mísero
Que el suelo surcando árido,
Su faz quemada
Siente empapada
Con el sudor.

A la sombra
De un añoso
Y frondoso
Capulí,
Meciendo al primojénito,
Su esposa, en voces trémulas
De tortolilla,
Canta sencilla
Su yaraví.

Calla y duerme,
Prenda mia,
Y en mí fia,
¡Caro bien!
Que yo, siempre solícita,
Con mis cantares rústicos
Haré que el sueño
Posa halagüeño
Sobre tu sien.

Calla y duerme
Y así olvida
De la vida
La aridez:
Olvida que las lágrimas
Han sido tu herencia única,
Porque naciste
Indico triste
De oscura tez.

Ve a tu padre
Cual le oprimen:
¿Es un crímen
Su color?
¡Ah! de la suerte pérfida
Solo es capricho bárbaro:
A ella le plugo
Cargarle un yugo.
Darle un señor.

De estos campos
Era el fruto
Un tributo
Por su afán,
Y hoy con fatigas ímprobas
Fecunda el suelo dueño
De altivo ceño
Coma su pan.

Tú así un dia,
¡Oh hijo amado!
Fatigado
Te has de ver,
Y como vil acémila
Bajó el infame látigo,
Con tu faena
La hacienda ajena
Verás crecer.

Más entonces
Ya mi suerte
Finará;
Y tú quedarás huérfano...
¿Quién ¡ay! el sudor férvido
De tu inocente
Marchita frente
Enjugará?

Y de la india
Tierno llanto
Corre en tanto
Por la faz;
Pero su arrullo lánguido
Es el poder magnético
De su cariño,
Y el tierno niño
Se duerme en paz.

"¿Es un crímen/ su color?": es la pregunta en la cual siempre insiste Clorinda Matto. Siente el deber de describir y dramatizar las realidades peruanas (insistencia en el adjetivo, en el segundo verso del poema). En un libro de lecturas de lo mejor de la literatura clásica, de Santa Teresa, de Madame de Staël, de docenas de escritoras del XIX,16 le es importante a Matto insistir en la presencia de lo peruano y de las formas andinas, aquí el yaraví. Incluye a lo peruano entre selecciones de lo mejor de la literatura mundial. Al describir a las varias formas de poesía, por ejemplo, comenta que "La poesía bucólica es, por el contrario, aquella que, distrayéndonos agradablemente, tiende a inspirarnos un amor puro a la naturaleza, haciéndonos sentir el aroma embalsamado de los campos en la soñada edad de oro, y a la perfección de la inocencia de la vida pastoril y campestre. De aquí nacen los idilios, las églogas y el melancólico yaraví. Esta poesía ha adoptado todas las formas, por la flexibilidad del asunto, y la riqueza de sus imágenes" (67).

En el siglo XXI tal vez nos parece un esencialismo dudoso, pero Matto expresó a lo largo de su vida periodística lo que bien claramente articula en Elementos, que "La literatura abre campo magnífico para el perfeccionamiento de la educación de la mujer, que, por su naturaleza, está dotada de más sensibilidad, más perspicacia y mayor belleza moral que el varón. No dejamos caer en campo estéril sus provechosas lecciones" (68). Como todas las empresas de Matto, Elementos es una obra ambiciosa, multifacética y de múltiples propósitos. Distingue entre la educación propia para mujeres y hombres; señala como de suma importancia las relaciones intelectuales entre los hombres y las mujeres (las mujeres, capaces de sutilezas morales y estéticas muy superiores a las percepciones masculinas) tienen el deber de educarse en cómo articular sus conocimientos superiores, en cómo persuadir a los hombres. Es esencial aprender todas las técnicas y estrategias del manejo de palabras para emplearlas en favor de lo que hay que cambiar (y redefinir) en la sociedad. Son las mujeres las que tienen que crear a los héroes de acción; el ángel del hogar debe ser militante. Por su naturaleza, la mujer tiene capacidad emocional, "corazón". Explica Matto que "Con fundada razón es llamado el corazón humano maestro de la elocuencia. El corazón sensible de la madre implorando perdón para el hijo desgraciado, sería capaz de arrancar lágrima al verdugo; el corazón grande de la esposa, exhortando al ciudadano al cumplimiento de sus deberes para con la patria, podrá entusiasmar a los oyentes y hacer a su vez un héroe" (12).17 A su capacidad de "corazón", la mujer tiene que añadir el entrenamiento en gramática, en precisión, en claridad, en lógica. En todo el libro, hay insistencia en la necesidad de pensar (el "pensamiento nos despierta la idea del valor inquebrantable, grandeza de heroísmo, firmeza de carácter", 13-14) y luego de articular lo pensado. Es imprescindible para una nación que quiere avanzar que tanto las ciudadanas como los ciudadanos se eduquen. Este es un manual de una feminista revolucionaria, camuflada como la perfecta casada de Fray Luis.

Hima-Sumac

El mismo año que se publicó Elementos, el melodrama musical de Clorinda Matto de Turner, Hima-Sumac,18 provocó al público en varias producciones teatrales. Se estrenó en Arequipa el 16 de octubre de 1884; se representó una cantidad de veces, y luego fue montado en Lima en el nuevo teatro Olimpo el 27 de abril, 1888. Es una obra estrechamente relacionada con muchos de los problemas más ardientes de su día, que refleja las crisis y los conflictos de los años 80. Hima-Sumac se puede ver como un drama dentro del más amplio drama nacional donde se urgía redefinir la identidad peruana mientras terminaba la Guerra del Pacífico y las fuerzas militares chilenas se retiraban de su ocupación tan humillante del Perú (salieron de Arequipa solo algunos meses antes del estreno de la obra). La obra pone énfasis en la importancia de la herencia incaica y la cultura quechua, y se incorporan elementos del drama Ollantay que se publicó por primera vez en español en Lima en 1868.19 El texto de Matto está lleno de descripción específica y realista (plantas, animales, fiestas) y tantas palabras quechuas que Rosa Cuadros Falcón sintió que "Clorinda al escribir su drama pensaba en quechua, para traducir después cuidadosamente, las elegantes metáforas naturalistas, la galanura de frases i la riqueza expresiva de este dulce y tierno idioma....Las palabras intraducibles prefirió dejarlas en su forma original" (147).20 Es una caracterización justa del texto de Matto, lleno de los sonidos y los sentimientos del quechua, con acotaciones de escena que indican la presencia de melodias de quena, y de yaravíes. El quechua era para Matto un componente importante del Nuevo Perú que iba a surgir del caos y de la confusión nacional en que les dejaba el ejército chileno al partir.21 En Hima-Sumac asevera que la cultura quechua es admirable y valiosa, y que bien puede ser superior en sus valores y en mejor sincronía con el ambiente andino que la cultura (o falta de cultura) de los españoles.

En Hima-Sumac, el telón abre para revelar "un peñon con el retrato del Inca Ollanta" (3) que preside sobre esta resurrección de Hima-Sumac como heroína de la resistencia indígena a la presencia invasora y represiva de los extranjeros. Y como héroe de su drama, y esposo prometido de Hima-Sumac, Matto escogió el símbolo más famoso y notorio de la rebelión indígena: Túpac Amaru.

Esta obra, dice Matto, "recuerda una de las épocas gloriosas para el Perú que subyugado por el poder castellano tuvo la inspiración de libertad en el cerebro de Túpac-Amaru" (3). Se indica que el drama tiene lugar en 1780-81, pero es evidente inmediatamente que Matto reúne Túpac Amaru I (del momento de la conquista) y Túpac Amaru II. Se dramatiza un triángulo amoroso. La heroína joven, indígena --"princesa peruana," la llama Matto -- al enamorarse del español ávido de oro, se siente escindida entre su lealtad a su novio Túpac-Amaru, que se marcha a una batalla decisiva y necesita su apoyo, y su incapacidad de resistir las seducciones del español. Su padre y Kis-kis, el teniente leal de Túpac-Amaru la protejen lo mejor que pueden, y logran evitar la pérdida del tesoro de los Incas al matar al español infame, pero --justamente en el momento cuando Túpac-Amaru pierde sus últimas batallas -- todos son detenidos por las autoridades españolas y mueren bajo tortura por no revelar su secreto. Los españoles justifican su materialismo cruel diciéndole a la familia indígena que es torturada "para castigar en vosotros los setragos que los soldados del rey y los nuestros sufren de parte de los indios capitaneados por el rebelde Túpac-Amaru" (68-69) pero la verdad es que es el oro que los motiva. Al contrario, para los descendientes de los Incas, en contraste, es cuestión de su nación y de su honor nacional. Hima-Sumac muere segura que "los que vienen sabrán, como nosotros, que no es el oro la felicidad de este mundo sino un corazón puro que respira satisfecho del amor de sus amores en las risueñas playas del Perú libre" (80-81). Su padre también está seguro que vendrán mejores días, que "el Padre Sol alumbrará alguna vez el día en que ...[nuestros] verdugos caigan bajo la bandera de la patria libertada por los nuestros; y que la gloria peruviana, la gloria de los Incas, brille, como tu nombre ha de brillar a través de los siglos" (81). Mueren casi todos: Túpac-Amaru y sus seguidores, son aniquilados por el ejército español. Pero los "verdaderos peruanos", antes de morirse, también han masacrado a sus enemigos, mientras Hima-Sumac y su familia sufren y mueren bajo las torturas de oficiales españoles avarientos. Los mensajes finales subrayan que vale la pena morirse por una causa, y que hay que mantener la fe en el "corazón peruano, corazón de fuego, alma pura [que] aún puede creer y amar" (82).

Es importante recordar que esto es teatro musical, en la tradición de Ollantay, y también en la tradición de la ópera lírica que tenía tantas representaciones inmensamente populares en los años 70, la más famosa de las cuales era Il Guarany de 1870 de Carlos Gomes. Las acotaciones de escena de la Hima-Sumac de Matto no nos dejan olvidarnos de la importancia de la dimensión musical. La campaña de Túpac-Amaru subyace en toda la obra, y en cinco escenas distintas "se oye toque de tamboril guerrero" (16, 18, 30, 31, 38). En dos escenas el sonido de los ejércitos que marchan (66, 67) ocupa un lugar prominente en la representación. Las melodías europeas se contrastan con los momentos de emoción indígena más pura e intensa donde se indica que se oye "un yaraví tocado en quena" (12) o "se oye el yaraví de dos quenas" (61) y al final donde "desde el comienzo de este solo tocarán adentro, dos quenas" (83). Aunque el drama se escribió casi todo en prosa con tono conversacional, hay segmentos de retórica declamatoria donde se aclaran los detalles históricos, y también se incluyen canciones. En el centro mismo del drama hay una escena larga donde el teniente de Túpac Amaru, Kis-Kis, insta a los guerreros a "pelear por la causa santa de la libertad. Marchad y entonemos el himno de los libres" (41), y las direcciones indican que "estos versos compuestos por el Sr. Caro, música del señor Emilio G. Amézaga, serán cantados en coro" (41). El "Himno de los libres" es vivo, y su uso en el centro del drama es parecido a la presencia del himno nacional peruano en la producción sumamente popular de los 70, La muerte de Atahualpa.22 En los dos se celebra la resistencia a cualquier poder que pueda ser superior militarmente pero incapaz de eradicar los gérmenes o semillas de libertad que algún día triunfarán.

Para lograr más efecto emocional y también para universalizar este momento sincrético que representa todo momento de la historia, Hima-Sumac, como La muerte de Atahualpa, combina ingredientes de varias tradiciones y épocas históricas. El personaje de Túpac-Amaru en la obra de Matto es una fusión del último de los Incas resistentes, el Túpac Amaru ejecutado en la Plaza de Armas de Cusco en 1572 y el Túpac Amaru de la gran rebelión, ejecutado en la Plaza de Armas de Cusco en mayo de 1781. El momento temporal en la obra de Matto así varia entre la conquista y el s. 18, y termina con la esperanza profética de Hima-Sumac mientras se muere de que "mi sangre irá a fructificar el árbol de la libertad junto con la de Túpac-Amaru padre e hijo" (80), uniendo así a los dos Túpac-Amarus en un padre e hijo que son indivisibles.

Aunque ya había terminado la guerra en octubre de 1884 cuando Hima-Sumac se estrenó en Arequipa, era todavía muy evidente la derrota del Perú; en el drama de Matto, Túpac-Amaru pierde una y otra vez, Túpac Amaru I en la conquista española, Túpac Amaru II en 1781 (y por extensión, las brigadas Túpac Amaru contra los chilenos en los 80). Pero el mensaje es también que el espíritu peruano triunfará. En el "Himno de los libres" en medio de Hima-Sumac, todos cantan de como cuando oyen el bombardeo de los cañones, los peruanos libres se reunen para defender a su patria "como el Sol libre." Se mueren en batalla, pero mueren libres y son sepultados en una "tumba libre." Los últimos versos celebran esta tumba libre:


Sobre ella el condor bajará del cielo
Sobre ella el cóndor que en las cumbres vive,
Dará sus pollos y armará su nido
¡Ignoto y libre! (41-42)

Estos nuevos cóndores no serán aves sin nido; tendrán el amparo de las tumbas de los que se han sacrificado para que ellos tengan libertad. Las palabras del himno no son de Clorinda Matto, claro --ella las atribuye al Sr. Caro -- pero la imagen de los aves con nido concuerda con el título tan conocido de la novela muy posiblemente ya escrita en esta época. Si la produción de este drama se organizó rápidamente, para celebrar la partida de los chilenos, es bien interesante ver cuáles elementos ella consideró esenciales. Tomó prestado de su buena amiga Juana Manuela Gorriti (como Matto indica en el prefacio) la trama del tesoro escondido de los Incas23 que le proporciona el esquema básico de peruanos buenos contra forasteros malos: los buenos peruanos que protejen su tesoro subterráneo contra los forasteros malos que quieren robar el tesoro. Podría ser o la conquista o la Guerra del Pacífico, pero Matto lo complica al involucrar a la Hima-Sumac de Ollantay y a la vez sustituir al Atahualpa tradicional por el doble Túpac Amaru. Matto celebra la resistencia indígena a los forasteros invasores durante cuatro siglos, y une las causas del Perú quechua a las causas de la nación peruana de los 1880.24

Conclusión

Si Elementos forma parte íntegra del interés que sostuvo a lo largo de toda su vida en la educación de las mujeres, Hima-Sumac dramatiza aspectos de la compleja preocupación (y pasión) de Matto por la población indígena del Perú, también recurrente en su obra. Estas dos obras son representativas de la actitud de Matto en sus escritos: era siempre optimista en cuanto a la capacidad intelectual y moral de la mujer, pero menos segura que la cultura quechua andina podría perdurar en el mundo moderno. Su Hima-Sumac sigue su corazón a pesar de todos los consejos de los que la quieren. Por lo menos resiste cumplir con la traición a su raza que los españoles ávaros exigen, y al final se muestra capaz de morir con valentía, pero muere, como también su familia, Túpac-Amaru y sus soldados. Se admira la resistencia a los invasores y se celebra la profunda belleza de la cultura quechua, pero casi siempre se asocian con el dolor por lo perdido y por los sufrimientos injustos del presente. Con frecuencia se expresa doble impulso (activista y pesimista) en la obra de Matto: hay que luchar, pero hay batallas que se pierden. La responsabilidad de la escritora (y el escritor) es asegurar que perduren los personajes heroicos y las culturas valiosos. Si Ollantay no se representa, Hima-Sumac vivirá en una nueva obra, donde Túpac-Amaru (múltiples Túpac-Amarus) y sus soldados marcharán de nuevo entre toques de tamboril guerrero y yaravíes tocados en quenas. Mientras tanto, las mujeres aprenderán a leer ciudadosamente, absorbiendo las lecciones de la historia con Santa Teresa por modelo, y las generaciones futuras de estas ángeles guerrilleras insistirán en un mundo más justo e igualitario, denunciando lo infame en palabras elegidas según el rigor de la Retórica efectiva. Al dar una conferencia sobre el Perú en el Ateneo de Madrid en noviembre de 1908,25 Matto idealiza al pasado incaico, lamenta la conquista, y expresa su dolor en cuanto a la Guerra del Pacífico cuando

los peruanos lucharon, improvisadamente, uno contra diez, el ángel de las victorias plegó sus alas mientras que las diosas del martirio y del valor ceñían de mirto nobles frentes en medio de las soledades de los mares, sobre el Peñón Glorioso, en la costa y en la sierra…. Y los condenados aun al sacrificio de la existencia, vimos incendiadas las ciudades, talados los campos, saqueados templos, bibliotecas y museos, vejadas las mujeres, escandalizados los niños, sangre, oprobio (Cuatro conferencias35).

Se refugia en una prolífica lista de la flora, fauna y geografía del Perú, exaltándose con las bellezas naturales extraordinarias, pero también con las maravillas del sistema de educación y el "triunfo colosal de la ingeniería" (42) en las líneas de ferrocarriles. Termina en una alabanza eufórica del progreso, y un recuerdo de la presencia femenina, del género de las palabras "madre patria"; "Y la ninfa Eco que loca de entusiasmo cruzó otrora la selva virgen, irá de América a Europa a repetir, ¡¡MADRE PATRIA!! (43).

Clorinda Matto y sus compañeras siguen vigentes en el siglo XXI, y al reevaluar sus obras, será posible analizarlas en el contexto de la historia intelectual de su época, cuando se discutía tan ávidamente la modernidad, el progreso, el detrminismo, la formación natural/social del ser humano, la función del estado, y tantos otros temas todavía significantes e irresueltos. La historia cultural andina se enriquecerá con la recuperacion y reedición de poemas, cuentos, novelas, y ensayos que seguirán siendo de interés o en sí mismas o para la mejor comprensión de la época.

 

 

Ediciones de obras de Clorinda Matto que tuvieron más de una edición:26

Aves sin nido

1889 Lima: Imprenta del Universo de Carlos Prince.

1889 Buenos Aires: Félix Lajouane Editor.

1906 Valencia, F. Sempere y Compañía, prólogo de Emilio Gutiérrea de Quintanilla.

1909 Valencia, F. Sempere y Compañía.

1948 Cuzco: Universidad Nacional del Cuzco [impreso por Librería e Imprenta H.G.Rozas], prólogo Eulogio Tapia Olarte, Alfredo Yépez Miranda perfil biográfico.

1958 Cuzco: Primer Festival del Libro Cuzqueño, 2 tomos.

1968 Buenos Aires: Solar/Hachette, estudio preliminar de Fryda Schultz de Mantovani, "Juicio crítico" de Emilio Gutierrez de Quintanilla, Lima, 5 dic. 1889.

1973 Lima: Peisa.

1974 La Habana: Casa de las Américas, prólogo Antonio Cornejo Polar.

1980 Lima: Editoral Universo (Colección Autores Peruanos), prólogo Alberto Tauro.

1981 México: Editorial Oasis, (1a ed. de muchas) prólogo de Luis Mario Schneider.

1984 Lima: Peisa.

1988 Lima: Editorial Omega.

1991 Lima: Ribal [en cat. de Bibl. Nacional del Perú].

1994 México: Colofón SA, (1a ed. de muchas) prólogo Luis Mario Schneider (he visto la 3ra. edición de 1998).

1994 Caracas: Biblioteca Ayacucho, prólogo Antonio Cornejo Polar, notas Efraín Kristal y Carlos García Bedoya, cronología y bibliografía Efraín Kristal.

1996 Lima [s.n. en cat. de Bibl. Nacional del Perú].

En inglés:

1904 Birds Without a Nest, translation by J.G.Hudson. London: Charles J. Thynne.

1996 Birds Without a Nest, translation by J.G.Hudson, emended by Naomi Lindstrom. preface by Naomi Lindstrom. Austin: University of Texas Press.

1998 Torn From the Nest, translation by John H.R.Polt, introduction by Antonio Cornejo Polar. New York: Oxford University Press.


Tradiciones cuzqueñas

1884 Perú. Tradiciones cuzqueñas. Leyendas, biografías y hojas sueltas. Arequipa: Imprenta de La Bolsa, prólogo Ricardo Palma, biografía Julio Sandoval.

1886 Tradiciones cuzqueñas. Segundo Tomo. Lima: Imprenta de Torres Aguirre, Prólogos José Antonio de Lavalle y Ricardo Palma

1893 Leyendas y recortes. Lima: Imp. "La Equitativa".

1894 Leyendas y recortes. Lima: Macías.

1917 Tradiciones cuzqueñas y leyendas. 2 vol. Cuzco: Imp. H. G. Rozas. Vol. I tiene prólogo de José Gabriel Cossío, biografía de J. F. Sandoval.

1938 "Tradiciones cuzqueñas" en Vol. 9 de Costumbristas y satíricos (II) Paris: Biblioteca de Cultura Peruana, 1938, 80-95.

1954-55 Tradiciones cuzqueñas (2 vol) ed. Luis Nieto.

1954 Tradiciones cuzqueñas; leyendas, biografías y hojas sueltas. Cuzco, H.G. Rozas (4a edicion) biografía de Julio Sandoval

1954 Leyendas, biografías, hojas sueltas. Tradiciones cuzqueñas II Parte Cuzco: Ediciones de la Universidad Nacional del Cuzco, prólogos de Abelardo Gamarra (1883) y Manuel Rafael Valdivia (1882). Publicada en la Revista Universitaria, Año XLIII, No. 106, 1r semestre de 1954.

1958 Tradiciones cuzqueñas. Cuzco: Primer festival del libro sur-peruano, 7.

1976 Tradiciones cuzqueñas completas. Lima: Peisa. Prólogo y edición Estuardo Nuñez.


Indole (Novela peruna):

1891 Lima: Tipo-Litografía Bacigalupi, 1891.

1974 Lima: Instituto Nacional de Cultura, ed. y prólogo de Antonio Cornejo Polar.


Herencia, (Novela peruana)

1895 Lima: Imp. Masías.

1974 Lima: Instituto Nacional de Cultura, ed. y prólogo de Antonio Cornejo Polar.


Hima-Sumac. Drama en tres actos y en prosa.

1890 Lima: en El Perú Ilustrado.

1892 Lima: Imp. "La Equitativa".

1959 Lima: Servicio de Publicaciones del Teatro Universitario.



Primeras ediciones de obras principales de Clorinda Matto de Turner (en orden cronológico):

Perú - Tradiciones cuzqueñas. Arequipa: Imp. de "La Bolsa,"1884.

Elementos de Literatura según el Reglamento de Instrucción Pública para uso del bello sexo. Arequipa: Imp. "La Bolsa," 1884.

Tradiciones cuzqueñas. Tomo II. Lima: Imp. de Torres Aguirre, 1886.

Aves sin nido. Buenos Aires: Félix Lajouane, 1889. Lima: Imprenta del Universo de Carlos Prince, 1889.

Bocetos al lápiz de americanos célebres. Lima: Peter Bacigalupi y Ca., 1890.

Indole (Novela peruana). Lima: Tipo-Litografia Bacigalupi, 1891.

Hima-Sumac. Drama en tres actos y en prosa. Lima: Imp. "La Equitativa", 1892.

Leyendas y recortes. Lima: Imp. "La Equitativa," 1893.

Herencia (Novela peruana). Lima: Imp. Masías, 1895.

Analogía. Segundo año de gramática castellana en las escuelas normales, según el programa oficial. Buenos Aires: n.p., 1897.

Apostolcunae ruraskancuna pananchis Clorinda Matto de Turnerpa castellanomanta runa simiman tticrasccan. Traducción al quechua del Evangelio de San Lucas y los Hechos de los Apóstoles. Buenos Aires: n.p., 1901. Tomos subsiguientes rindieron al quechua los evangelios de San Juan, San Pablo, San Marcos y San Mateo. Se publicaron en muchas ediciones en Buenos Aires, Nueva York y Lima.

Boreales, miniaturas y porcelanas. Buenos Aires: Imp. de Juan A. Alsina, 1902.

Cuatro conferencias sobre América del Sur. Buenos Aires: Imp. de Juan A. Alsina, 1909.

Viaje de Recreo. España, Francia, Inglaterra, Italia, Suiza, Alemania. Valencia: F. Sempere y Compañía, 1909.

 

Bibliografía selecta de crítica sobre la obra de Clorinda Matto de Turner:

Arribas García, Fernando. "Aves sin nido: ¿Novela indigenista?". Revista de Crítica Literaria Latinoamericana XVII: 34 (Lima: 1991): 63-79.

Berg, Mary G. "Clorinda Matto de Turner (1852-1909)". Escritoras de Hispanoamérica. Comp. Diane E. Marting, Pról. Montserrat Ordoñez. Bogotá: Siglo Veintiuno, 1992, 309-322.

___. "Contexts of Clorinda Matto de Turner’s Hima-Sumac". New Orleans: LA CHISPA ’99 Selected Proceesings, ed. Gilbert and Claire Paolini. Tulane University, 1999, 37-47.

___. "Feminism and Representation of the Feminine in the Novels of Clorinda Matto de Turner (Peru, 1852-1909)". Phoebe: An Interdisciplinary Journal of Feminist Scholarship, Theory and Aesthetics I, 3 (1990).

___. "Writing for Her Life: The Essays of Clorinda Matto de Turner". Reinterpreting the Spanish American Essay:Women Writers of the 19th and 20th Centuries. Ed. Doris Meyer. Austin: UTexasP, 1995, 80-89.

Brushwood, John. "The Popular-Ethnic Sensitivity: Clorinda Matto de Turner's Aves sin nido". En su Genteel Barbarism: Experiments in Analysis of Nineteenth-Century Spanish-American Novels. Lincoln: Univ. of Nebraska Press, 1981, 139-157.

Bryan, Catherine M. "Making National Citizens: Gender, Race and Class in Two Works by Clorinda Matto de Turner", Cincinnati Romance Review 15 (1996): 113-118.

Caballero Wangüemert, María M. "Clorinda Matto de Turner: El papel de la mujer entre tradición e innovación". Letras Año 64, 92-93 (1993): 72-91.

Campbell, Margaret V. "The Tradiciones cuzqueñas of Clorinda Matto de Turner." Hispania 42 (1959): 492-97.

Carrillo, Francisco. Clorinda Matto de Turner y su indigenismo literario. Lima: Biblioteca Nacional, 1967.

Castro Arenas, Mario. "Clorinda Matto de Turner y la novela indigenista". La novela peruana y la evolución social. Lima: Cultura y Libertad, 1965, 105-112.

Cometta Manzoni, Aída. El indio en la novela de América. Buenos Aires: Editorial Futuro SRL, 1960.

Cornejo Polar, Antonio. Clorinda Matto de Turner, novelista. Lima: Lluvia Editores, 1992.

___. "Aves sin nido: indios 'notables' y forasteros". La novela peruana. Lima: Horizonte, 1977, 7-32.

___. "Clorinda Matto de Turner: para una imagen de la novela peruana del siglo XIX". Escritura (Lima) 2, 3 (1977): 91-107.

___. "Forward" Clorinda Matto de Tirner, Torn From the Nest. New York: Oxford UP, 1998, xiii-xlii.

___. "Lo social y lo religioso en Indole de Clorinda Matto de Turner". Letras (Lima) 86-87 (1977-79): 47-60.

___. "Los usos de la ficción: tres novelas andinas de la formación de la nacionalidad" en su Escribir en el aire: ensayo sobre la heterogeneidad socio-cultural en las literaturas andinas. Lima: Horizonte, 1994.

___. "Prólogo". Clorinda Matto de Turner, Aves sin nido. La Habana: Casa de las Américas, 1974, vii-xxxv.

___. "Prólogo" Clorinda Matto de Turner, Aves sin nido. Caracas: Biblioteca Ayacucho, 1994, ix-xxvii.

___. "Prólogo". Clorinda Matto de Turner, Herencia. Lima: Instituto Nacional de Cultura, 1974, 7-21.

___. "Prólogo". Indole. De Clorinda Matto de Turner. Lima: Instituto Nacional de Cultura, 1974, 7-32.

Crouse, Ruth Compton. "Clorinda Matto de Turner: An Analysis of Her Role in Peruvian Literature." Tesis doctoral, Florida State University, 1964.

Cuadros Escobedo, Manuel E. Paisaje i obra. Mujer e historia: Clorinda Matto de Turner, estudio crítico-biográfico. Cusco: H. G. Rozas Sucesores, 1949.

Cuadros Falcón, Rosa. "Clorinda Matto de Turner". Tesis doctoral, Univ. Católica del Perú, 1937.

De Mello, George. "A Literary Life of Clorinda Matto de Turner". Tesis de Maestría, University of Colorado, 1959.

___. "The Writings of Clorinda Matto de Turner". Tesis doctoral, University of Colorado, 1968.

Denegri, Framcesca. "Desde la ventana: Women ‘Pilgrims’ in Nineteenth-Century Latin-American Travel Literature". The Modern Language Review 92: part 2 (April, 1997): 348-362.

___.El abanico y la cigarrera: La primera generación de mujeres ilustradas en el Perú: 1860-1895. Lima: Flora Tristán, 1996.

___. "Women’s Writing: 19th Century" en Verity Smith, ed., Encyclopedia of Latin American Literature. Chicago: Fitzroy Dearborn Publishers, 1997, 855-856. También su entrada sobre Clorinda Matto de Turner, 532-533.

Escajadillo, Tomás G. La narrativa indigenista peruana. Lima: Amaru Editores, 1994.

___. "La narrativa indigenista: un planteamiento y ocho incisiones". Tesis doctoral, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, 1971.

Fox-Lockert, Lucía. "Clorinda Matto de Turner: Aves sin nido (1889)." Women Novelists of Spain and Spanish America. Metuchen, N.J.: Scarecrow Press, 1979, 25-32.

___. "Contexto político, situación del indio y crítica a la iglesia de Clorinda Matto de Turner." Texto/Contexto en la Literatura Iberoamericana: Memoria del XIX Congreso, Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana. Madrid: XIX Congreso IILI, 1981. 89-93.

García y García, Elvira. "Clorinda Matto de Turner" en su La mujer peruana a través de los siglos. Lima: Imp. Americana, Plazuela del Teatro, 1925, Tomo II, 38-41.

Kristal, Efraín. "The Political Dimension of Clorinda Matto de Turner's Indigenismo." The Andes Viewed From the City: Literary and Political Discourse on the Indian in Peru 1848-1930. New York: Peter Lang, 1987, 127-161.

___. "Clorinda Matto de Turner". Latin American Writers, Vol I. New York: Charles Scribner’s Son, 1989, 305-9.

Küppers, Gabriela. Peruanische Autorinnen vor der Jahrhundertwende: Literatur und Publistik als Emanzipationsprojekt bei Clorinda Matto de Turner. Grankfurt am Main: Lang, 1989.

Lemoine, Joaquín de. "Clorinda Matto de Turner". Clorinda Matto de Turner, Leyendas y recortes. Lima: Imp. "La Equitativa", 1893, vii-xxxiv.

Lewis, Bart L. "Art, Society and Criticism: The Literary Theories of Mercedes Cabello de Carbonera and Clorinda Matto de Turner". Letras Femeninas 10, 2 (1984): 66-73.

Manrique, Nelson. "Clorinda Matto y el nacimiento del indigenismo (Aves sin nido, cien años después)". Debate agrario. Lima, CEPES, #6 (1989), 81-99.

___. "Clorinda Matto, novelista" en su Yawar mayu. Sociedades terratenientes serranas 1879-1910. Lima: Institut Francés de Estudios Andinos y DESCO Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo, 1988, 125-133.

Masiello, Francine, ed. La mujer y el espacio público. El periodismo femenino en la Argentina del siglo XIX. Buenos Aires: Feminaria Editora, 1994.

McIntosh, Clifton Brooke. "Aves sin nido and the Beginning of Indianismo". Tesis doctoral, University of Virginia, 1932.

Meléndez, Concha. "Aves sin nido, por Clorinda Matto de Turner". La novela indianista en Hispanoamérica, 1832-1889. Río Piedras: University of Puerto Rico, 1961. 177-84. Primera edición Madrid: Imprenta de la Librería y Casa Editorial Hernando, 1934.

Melon, Alfred. "Structures et estructures dans Aves sin nido de Clorinda Matto de Turner" en Le roman romantique latino-americaine et ses prolongements. Paris: L’Harnattan, 1984, 277-301.

Miller, Martin C. "Clorinda Matto de Turner and Mercedes Cabello de Carbonera: Societal Criticism and Morality". Latin American Women Writers: Yesterday and Today. Ed. Yvette E.

Miller and Charles M. Tatum. Pittsburgh: Latin American Literary Review, 1975, 25-32.

Nuñez, Estuardo. Prólogo a Clorinda Matto de Turner, Tradiciones cuzqueñas completas. Lima: Peisa, 1976. 5-10.

Peluffo, Ana. "El poder de las lágrimas: sentimentalismo, género y nación en Aves sin nido de Clorinda Matto de Turner" en Indigenismo hacia el fin del milenio: Homenaje a Antonio Cornejo Polar, ed. Mabel Moraña. Pittsburgh: Biblioteca de América, 1998, 119-138.

Portugal, Ana María. "El periodismo militante de Clorinda Matto de Turner" Mujeres y género en la historia del Perú, ed. Margarita Zegara. Lima: CENDOC-Mujer, 1999: 319-330.

Reisz, Susana. "Para unha historia do canon literario hispanoamericano: o ‘indixenismo feminista’ de Clorinda Matto de Turner e a posteridade", Boletín Galego de Literatura 8 (nov., 1992) 5-13.

___. "When Women Speak of Indians and Other Minor Themes...Clorinda Matto’s Aves sin nido: An Early Peruvian Voice", Renaissance and Modern Studies 35 (1992): 75-94.

Rodríguez-Luis, Julio. "Clorinda Matto." Hermeneutica y praxis del indigenismo: La novela indigenista de Clorinda Matto a José María Arguedas. Mexico: Fondo de Cultura Económica, 1980, 17-55.

Sandoval, Julio F. "La señora Clorinda Matto de Turner: Apuntes para su biografía" en Clorinda Matto de Turner, Perú - Tradiciones cusqueñas. Arequipa: Imp de "La Bolsa," 1884, vii-xiv.

Satake, Kenichi. "El mundo privado de Clorinda Matto de Turner en Herencia". Revista de Estudios Hispánicos 20, 2 (1986): 21-37.

Saver, Laura Judith. "Un análisis de la influencia filosófica de Manuel González Prada en Clorinda Matto y Mercedes Cabello". Tesis doctoral, University of Colorado, 1984.

Swain, Joye R. "An Analysis of Aves sin nido". Neohelicon (Budapest, Hungary) 2, 1-2 (1974), 217-225.

Schneider, Luis Mario. Prólogo a Clorinda Matto de Turner, Aves sin nido. México: Colofón, 1994 , 7-49, y ed. siguientes. Antes en ediciones de Aves sin nido publicadas por Oasis (México) 1981 y en adelante.

Tamayo Vargas, Augusto. "Clorinda Matto y las veladas literarias del siglo XIX" La mujer peruana No. 1. Lima, enero 1953. Recopilado en su 150 artículos sobre el país. Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos, 1966, 427-432.

___. Guía para un estudio de Clorinda Matto. Lima: Colección Turismo, 1945.

Tauro, Alberto. Clorinda Matto de Turner y la novela indigenista. Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos, 1976.

Torres-Pou, Joan. "Clorinda Matto de Turner y el ángel del hogar". Revista Hispánica Moderna Nueva época, 43,1 (1990), 3-15.

Valenzuela, Víctor M. "Clorinda Matto de Turner: Aves sin nido" en su Grandes escritoras hispanoamericanas: Poetisas y novelistas. Bethlehem, Pa.: Lehigh University Press, 1974, 71-82.

Vance, Claudio Polo. "Clorinda Matto de Turner’s Mordant Sense of Humor: Satirizing Society in the Tradiciones cuzqueñas". Tesis doctoral, Univ. of Alabama, 1999.

Villavicencio, Maritza. Del silencio a la palabra: mujeres peruanas en los siglos XIX- XX. Lima: Flora Tristán, 1992.

Yeager, Gertrude M. "Women and the intellectual Life of Nineteenth Century Lima", Revista Interamericana de Bibliografía XL, 3 (1990): 361-393.

Yépez Miranda, Alfredo. "Clorinda Matto de Turner: En el 90o aniversario de su nacimiento". Revista Universitaria (Universidad Nacional del Cuzco) 33, 86 (1944): 156-174.

Zanetti, Susana. "Búcaro Americano: Clorinda Matto de Turner en la escena femenina porteña" en Mujeres y cultura en la Argentina del siglo XIX. Ed. Lea Fletcher. Buenos Aires: Feminaria Editora, 1994, 264-275.

 


NOTAS

1Publicado originalmente en "Presencia y ausencia de Clorinda Matto de Turner en el panorama literario y editorial peruano", en Edición e interpretación de textos andinos. Ed. Ignacio Arellano y José Antonio Mazotti. Navarra: Univ. de Navarra, 2000, 211-229.

2Francesca Denegri (1996) al describir las circunstancias y la obra cultural/literaria de las escritoras andinas de la segunda mitad del siglo XIX que forman parte de lo que se suele llamar (como el subtítulo de su libro) "la primera generación de mujeres ilustrada en el Perú", las primeras "en ingresar al ámbito del discurso político" (p. 11) comenta cómo no sólo ingresaron, sino participaron plenamente como intelectuales en la discusión fervorosa sobre el país.

3De sus novelas Indole (Novela peruana) y Herencia (Novela peruana) hay probablemente sólo dos ediciones: la original (1891, 1895) y la moderna (ambas de 1974) con prólogos de Antonio Cornejo Polar; de la obra dramática Hima-Sumac, probablemente hay también sólo las dos ediciones originales (1890, 1892) y una moderna (1959); pero de Aves sin nido y de varias selecciones de las Tradiciones cuzqueñas, hay muchísimas ediciones, muchas de gran difusión en ferias de libros. Ver bibliografía tentativa al final.

4Sobre estos artículos hay datos dispersos en los muchos estudios de algunos de estos textos. Ver Berg (1992), Portugal, Zanetti, Yeager, Küppers, Denegri (1996), etc. Muchos de estos periódicos se encuentran sólo en el Perú, y muchos están sólo en colecciones privadas, y en estado frágil.

5Una de las lecturas más interesantes recientes de la novela es la de Ana Peluffo (1998), que examina la retórica del sentimentalismo que emplea Matto.

6Aquí Concha Meléndez (1934) pierde toda paciencia: admira el libro porque "abre los caminos post-románticos de la novela indigenista" (178) pero opina que en muchos sentidos "Aves sin nido sigue siendo romántica aunque la autora, infantilmente, haga alardes naturalistas" (176, bastardillas mías).

7Más recientemente la tesis doctoral de Claudia Polo Vance (1999) y el artículo de María M. Caballero Wangüemert (1993).

8Hay biografías mucho más extensas y detalladas. Ver, por ejemplo: DeMello (1959), Küppers, Cuadros Falcón, Berg (1992), Carrillo, Schneider (1981), Cornejo Polar, etc.

9Ver a Nelson Manrique (1989) sobre este período.

10Carta de Matto a Ricardo Palma, citada por Ana María Portugal en su excelente ensayo "El periodismo militante de Clorinda Matto de Turner" (1999, p. 320).

11Ver bibliografía.

12Dice que el libro "trata de aquello más necesario e importante para la mujer, que no está llamada al púlpito, ni a la turbulencia de la tribuna sino a la enseñanza de la familia, la paz del hogar y el embellecimiento de la sociedad, por sus virtudes unidas a una educación esmerada" (3). Explica que "Vamos guiadas por el cariño e interés que nos inspira la educación del bello sexo, y no hemos descuidado el fondo moral para trasmitirles los modelos, que en su mayor parte son tomados de escritoras notables" (3).

13Denegri (1996).

14Ver el libro reciente de Elaine Scarry sobre el tema: On Beauty and Being Just. (Princeton: Princeton UP, 1999.)

15Varios críticos han discutido esta identificación tan prevalesciente de la mujer y los indígenas que es evidente de escritoras de esta época como Matto, Gorriti, etc. Ver Peluffo, Denegri (1996), Cornejo.

16Hay selecciones, por ejemplo, fuera de las ya citadas, de Juana Manuela Gorriti, de Luisa Brashman, de María Josefa Massanés de González, de la Varonesa de Wilson, de Leonor Manrique, de Angela C. de Vivero, Carmen C. de Ballén, Silvera Espinosa, Agripina Montes del Valle, Agripina S. de Ancízar, Gertrudis G. de Avellaneda, María Francisca Corralero. Hay muchas selecciones sin atribución. Y muchas de escritores hombres, pero aquí me estoy enfocando en las escritoras.

17En Aves sin nido, como se ha comentado con frecuencia, son las mujeres (de todo el espectro social) las que insisten en la acción y la reforma: Marcela y Martina (las dos madres indígenas), tanto como Lucía y Teodora (blancas, criollas). En Aves, se proclama como esencial la buena educación de las dos jovencitas, Margarita y Rosalía. Para Matto, a partir de sus primeros ensayos, le es importante proponer para toda mujer una “sólida instrucción” porque de su capacidad como ciudadana, madre y consejera influyente “depende la felicidad de toda una sociedad” (Matto, “La mujer, su juventud y su vejez” en Perú. Tradiciones cuzqueñas. 1884, p. 246). Reiterá este mensaje a través de toda su vida, insistiendo que “la instrucción es el precioso talismán que la mujer lleva en sí misma contra las puerilidades que, abundando en doloroso número, han llegado a invadir hasta el corazón del sexo llamado fuerte” (Matto, “Para ellas” en Tradiciones cuzqueñas. Segundo tomo. 1886, p. 160).

18Sobre sus ediciones, ver bibliografía. Es la única obra teatral de Matto que se publicó, pero se dice que varias otras obras circulan en fotocopias de manuscritos. Se supone que cuando su empresa editorial, La Equitativa (según la muestra: Muestrario de la imprenta “La Equitativa”, servida por señoras, fundada en febrero de 1892 por Clorinda Matto de Turner) fue saqueada e incendiada por soldados enviados por Piérola en 1895, se perdieron varios de los manuscritos que se iban a publicar. Pero no se sabe (que yo sepa) qué pasó con los papeles que dejó en casa (también saqueada) al huir a Chile el 25 de abril de ese año. Sería interesantísimo investigar las publicaciones de la imprenta La Equitativa; la imprenta publicó libros de escritoras, pero también obras de historia y de antropología sobre las poblaciones andinas (por ejemplo, traducciones de obras de Clement Markham, que escribió sobre cultura e historia andinas, y sobre Ollantay). Parte de esta discusión de Hima-Sumac se incluyó en mi presentación en un congreso de la Asociación Internacional de Peruanistas en Harvard University, abril 31-1 mayo, 1999.

19Sin duda Matto habría leído la version publicada en Cusco por su amigo José Fernández Nodal en 1874 (Elementos de gramática quichua ó Idioma de los Yncas. Cuzco: Bajo los auspicios de La Redentora, Sociedad de Filántropos para mejorar la suerte de los Aboríjenes Peruanos, 1873; incluye "Los vínculos de Ollantay y Cusi-Kcuyllor, ó el rigor de un padre y magnanimidad de un monarca" pp. 417-41). Ollantay es una épica patriótica, una celebración de valor, insurrección, liberalismo y las vicisitudes de la fortuna, y también es el relato de una jovencita con coraje, Hima Sumac, que se atreve a denunciar la injusticia. Es Hima Sumac quien revela la verdad al nuevo Inca, Túpac-Yupanqui, y logra liberar a su madre encarcelada y reunirla con su esposo, Ollantay, que es restaurado a favor después de diez años de exilio. Representaciones públicas del drama Ollantay eran polémicas en el Perú tanto en el siglo XVIII como en el XIX. Justamente en el pueblo (Tinta) donde vivía Clorinda Matto antes de mudarse a Arequipa en 1884, Túpac Amaru, el jefe de la gran rebelión de 1780, presidió sobre la "ejecución del odiado corregidor Antonio de Arriaga en el poblado de Tinta", de donde era cura Antonio Valdez, amigo de Túpac Amaru, quien hizo representar ante el jefe de la insurrección indígena el Ollantay....Para evitar otras insurreciones indígenas, las autoridades españolas prohibieron todo lo que trajera el recuerdo del pasado incaico; la representación del Ollantay no volvió a producirse (Carlos Ripoll y Andrés Valdespino, Teatro hispanoamericano. Antología crítica. I. Epoca colonial. New York: Anaya, 1972, p. 423). La representación de Ollantay también se prohibió durante la Guerra del Pacífico, y Matto estaba bien consciente de la resonancia inflamatoria de su mención.

20Rosa Cuadros Falcón (1937).

21Matto habló y escribió quechua, dió discursos alentadores a las tropas (de soldados indígenas) de su amigo Cáceres, y tradujo el Nuevo Testamento al quechua para uso de misioneros protestantes.

22Ver Malena Kuss, "La primera representación de La muerte de Atahualpa en el teatro lírico: historia y ficción". En Historia, memoria y ficción, ed. Moises Lemlif y Luis Millones. (Lima: Biblioteca de Psicoanálisis y Seminario Interdisciplinario de Estudios Andinos, 1996, 530-47).

23de Juana Manuela Gorriti, "El tesoro de los Incas" en su Sueños y realidades. (Buenos Aires: Casavalle, 1865, Tomo II, 89-132).

24Es de gran interés que al enfocar el drama en la joven Hima-Sumac, que la obra presenta como bastante debil y pasiva, Matto escoge no dramatizar a la verdadera mujer de Túpac-Amaru II, Micaela Bastidas Puyucahua, que bien hubiera podido ser para Matto una de las grandes heroínas andinas de la historia.

25 Matto, Cuatro conferencias sobre América del sur (1909), 25-43.

26Estas no son listas completas – se compilaron rápidamente basándose en las materias que tengo a mano. Pero aun muy incompletas, dan una idea de cómo se seguía reeditando los libros populares de Matto.