I



PROPAGANDA

Y ATAQUE



ADVERTENCIAS



      Es éste un libro representativo de la vida y lucha de Manuel González Prada: propaganda y ataque. Palabras que no sólo encierran un grito de combate sino un programa: la propaganda de la ideología estimada verdadera y justa debe aunarse con el ataque a las ideologías consideradas injustas y falsas. Ataque extensivo a los individuos, porque -como dijo alguna vez el autor de este libro- "en la lucha de ideas sirven de blanco los hombres que las encarnan". La táctica de la propaganda y del ataque, lejos de reclamarse de novedosa en la batalla doctrinaria, cifra precisamente en la antigüedad de su ejercicio la virtud de su eficacia; y porque González Prada la hizo suya en sus campañas de pluma, creemos el título de esta recopilación -título de uno de sus más famosos artículos de Pájinas libres- apropiado al espíritu de su contenido.

      Escrito hace treinta y cinco o cuarenta años, este volumen conserva su actualidad. Ha muerto la mayoría de los hombres mencionados en sus páginas y ciertos acontecimientos aludidos en ellas cobran ya el inevitable color añejo de las cosas vistas desde una perspectiva de casi medio siglo. Pero los principios por los que combate este libro no han envejecido. Por el contrario. Hoy más que nunca, en medio a la regresión ideológica que pretenden imponer ciertas doctrinas sociales y políticas, se hace imperativa la lucha por la libertad del Individuo contra la creciente opresión del Estado. En momentos en que dictaduras seudocivilizadas llevan hasta su más degradante límite el avasallamiento del Individuo por el Estado, reconforta asistir a este cotidiano bregar de una pluma por la Libertad. Y aunque el espectáculo se desenvuelva a la escala de un escenario peruano, la modestia del contenido geográfico no menoscaba la dignidad de esta lucha: sus caracteres de universalidad y eternidad, ajenos a fronteras y cronologías, la ennoblecen de un inmutable valor humano.

     Los atentados a la libertad del pensamiento y los atropellos contra los derechos del individuo flagelados en este libro parecerán inofensivos deslices al comparárseles con la barbarie espiritual y política imperante hoy en los Estados totalitarios de Europa y en algunas tiranías militares de la América Latina. La circunstancia de que atravesemos una época de retroceso en cultura moral no resta oportunidad ni eficacia al presente volumen: antes bien, justifica la necesidad de persistir en la propaganda y porfiar en el ataque. La lucha de hoy es la lucha de ayer y será la lucha de mañana. En ambos campos, nuevos hombres aportan nuevas banderas, nuevas divisas y nuevas armas de combate; pero es la misma guerra, ancestral y eterna, entre la Política de la Tiranía y la Política de la Libertad.

     Propaganda y ataque obedece al plan de reunir una serie de escritos de índole semejante, no recopilados aún en volumen. Veintiocho artículos -ocho inéditos y veinte publicados- forman el libro: trece artículos religiosos en la primera parte; quince artículos políticos en la segunda. Los primeros son de carácter general y divulgación doctrinaria; los segundos, casi todos de interés local y circunscritos, en su mayoría, a un ciclo breve de la historia política peruana. Circunstancias ligadas con la vida misma del autor explican que todos los artículos, excepto cuatro, correspondan a la época 1898-1903, años marcadamente beligerantes en la existencia de González Prada.

     El orden cronológico ha sido observado en la segunda parte; pero desatendido en la primera. Tal disparidad de método tiene su motivo: en un proyecto embrionario de libro, el autor estableció la colocación de algunos artículos de esta primera parte que, suplementada con otros escritos, debía formar un volumen de índole exclusivamente antirreligiosa. Hemos juzgado cuerdo respetar ese plan. Pero sin pauta igual para la segunda parte, la distribución cronológica nos ha parecido la única sensata. (Sólo "La ciudad humana", de dudosa cronología, escapa a la regia).

     Con posterioridad a su publicación, algunos artículos fueron corregidos por el autor: tales enmiendas aparecen en el presente texto. En los casos de adiciones -tanto en los manuscritos inéditos como en los recortes impresos de los publicados- hemos preferido incluirlas en la forma de notas marginales.

     Ciertos artículos de la segunda parte, a pesar de significar valiosa contribución a la historia política del Perú, carecerán de interés para el lector no peruano. Alusiones locales oscurecen a menudo el texto, que sólo hemos aclarado con los escolios estrictamente necesarios. Oscuridades de esta naturaleza no menoscaban la inteligibilidad del sentido general y cualquier lector medianamente perspicaz (aun el lector dotado de la "dosis muy moderada de entendimiento" concedida por Swift a Lord Lexington) logrará suplir su ignorancia de localismos peruanos con un leve esfuerzo de imaginación. Conviene dejar al lector la complacencia de adivinar -aun a riesgo de equivocaciones ocasionales -y no atiborrarle con superabundancia de notas explicativas.

     Personas familiarizadas con la labor periodística de González Prada nos reprocharán tal vez la omisión de algún artículo religioso o político aparecido durante la época que abarca este volumen. Respecto a la parte publicada, debemos al público una explicación: sólo aparecen aquí los escritos que en recortes impresos conservó el autor entre sus papeles, papeles que a su muerte vinieron a nuestro poder. El habitual descuido de González Prada en guardar copia de sus producciones publicadas permite conjeturar la existencia de otros artículos. Próximas ediciones de este libro corregirán esta probable deficiencia, que dificultades de acceso personal a colecciones de periódicos existentes sólo en Lima nos impiden salvar en esta oportunidad.

     En cuánto a los artículos publicados en Los Parias y otras hojas dé combate, durante los años 1905 a 1918, un libro que aparecerá próximamente en las EDICIONES IMAN, Prosa menuda, reunirá esos escritos dispersos.

     Alfredo González Prada

     Nueva York, octubre de 1938.






©2004












     "Ardua tarea corresponde al escritor nacional, como llamado a contrarrestar el pernicioso influjo del hombre público: su obra tiene que ser de propaganda y ataque... Hay que mostrar al pueblo el horror de su envilecimiento y de su miseria: nunca se verificó excelente autopsia sin despedazar el cadáver, ni se conoció a fondo una sociedad sin descarnar su esqueleto. ¿Por qué asustarse o escandalizarse?... La lepra no se cura escondiéndola con guante blanco".



(Pájinas libres)

MANUEL GONZÁLEZ PRADA


     

El próximo ensayo | Indice