EL MAIZ

 

I

 
                          Era un antiguo Monarca  
                        De fabuloso existir,  
                        Pues sus años fueron muchos,  
                        Pues sus años fueron mil.
                
                          Mas por breve sus vasallos  
                        Lamentaron tal vivir,  
                        Que dichoso fue su reino,  
                        Que fue constante festín.
                
                          -ANo por mí la muerte lloro,  
                        Oh pueblo, lloro por ti:  
                        (Quizás te oprima un tirano  
                        Con la fuerza y el ardid!@
 
                          Dijo el piadoso Monarca;
                        Y en tranquilo sonreír  
                        Los cansados ojos cierra,  
                        Y duerme el sueño sin fin.
 

II

 
                          Reina el hambre pavorosa,  
                        Y en el pueblo, ayer feliz,  
                        No hay un reparo a los males,  
                        No hay un término al gemir.
 
                          Yermos son los sembradíos,  
                        Que ya la guerra civil,  
                        Que la plaga de las plagas,  
                        Imprimió su paso allí.
 
                          -“Oh grande, oh noble Monarca,
                        Exclama el pueblo infeliz,  
                        (Ay! ¿Por qué nos desamparas  
                        Si clamamos hoy por ti?
 
                          En la tumba del Monarca  
                        Se mira entonces surgir  
                        Una planta floreciente,  
                        Una planta de Maíz.
 
Manuel González Prada
 
                          Índice de Baladas peruanas